Envío GRATIS a partir de 20€ | Entrega 24/78 horas

¿Qué tiene de especial el Ajo Negro?

Sois muchos los que nos preguntáis por las diferencias entre el ajo negro y el normal. Y muchos también los que sois conocedores del sabor inconfundible del Ajo Negro: su tonalidad parda y su sabor agridulce, su textura gelatinosa y untuosa, su sabor agridulce que recuerda al regaliz...

Pero, a parte de su sabor o aplicaciones como veíamos en “El Ajo Negro: Cómo consumirlo” el ajo negro se diferencia del ajo tradicional en que éste tiene mayor cantidad de azúcares simples que el ajo tradicional, aunque también presenta una mayor concentración de compuestos bioactivos como polifenoles, flavonoides, aminoácidos (leucina, isoleucina, fenilalanina) y minerales libres en general..

El ajo tradicional, por su parte, presenta un contenido más elevado en energía y proteínas que otras verduras, aunque lo más llamativo, es su proporción de sustancias antioxidantes y azufradas, especialmente aliína, que le confiere su fuerte sabor y su capacidad antimicrobiana.

Algunos de los efectos fisiológicos que se atribuyen al consumo frecuente de ajo negro tienen que ver con su acción antioxidante, anticancerígena, antiobesidad, hepatoprotectoras, antiinflamatoria, antialérgica e hipolipémica. Sin embargo, los estudios que comparan la actividad biológica del ajo negro frente a la del ajo común concluyen que el efecto es mejor en el caso del consumo del ajo crudo, excepto en el caso de la acción antioxidante, que es mayor en el caso del ajo negro. Además, evita el mal aliento tras su consumo.

 

 

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados