Envío GRATIS a partir de 20€ | Entrega 24/78 horas

Pizza blanca con Ajo Negro de Familia Suárez

La pizza blanca o focaccia es uno de los orígenes de la pizza. Este pan plano ya lo comían los antiguos soldados romanos y su consumo se extiende por todo el Mediterráneo. En Grecia el "Plakuntos" decorado con hierbas, especias, ajo y cebolla, en las Islas Baleares y Cataluña  la coca que posee variantes dulces y saladas y en el cercano Oriente la "Pita" que en Turquía se llama "Pide".
Receta y el paso a paso, por La Cajita de Nieves y Elena
Ingredientes:

Masa de pizza:
  • 200 gr. de agua
  • 400 gr. de harina de fuerza
  • 50 gr.de aceite de oliva
  • 20 gr. de levadura de panadería
Pizza:
  • Masa de pizza
  • Mozarella al gusto
  • Aceite de trufa o/y aceite de albahaca 
  • Ajo Negro

Elaboración:

Aunque la pizza la podemos amasar en un bol o en cualquier amasadora, yo como amasadora no tengo y en el bol me da pereza, utilizo la Thermomix. Ponemos en el vaso el agua y el aceite y programamos 30 segundos a 37º velocidad 1. Añadimos la levadura y mezclamos 5 segundos a velocidad 4.
Incorporamos el harina y la sal y programamos 1 minuto, vaso cerrado velocidad espiga. Retiramos la masa del vaso, hacemos una bola y la metemos en una bolsa de plástico durante 30 minutos para que doble su volumen.
Para hacerlo en un bol, ponemos el harina mezclada con la sal en el recipiente y hacemos un pequeño volcán. Disolvemos la levadura en agua templada y la añadimos junto con el aceite. Con un tenedor vamos moviendo todo hasta obtener una masa que se desprende de las paredes, entonces la volcamos sobre la superficie de trabajo enharinada y aplasta, estira, amasa al menos durante diez minutos, hasta tener una masa elástica. Forma una bola y dejala reposar en una bolsa de plástico hasta que doble su volumen.

Cuando haya doblado el volumen, cogemos la masa y la partimos por la mitad. Aplasta la masa con los nudillos suavemente y estira la masa con rodillo hasta conseguir el volumen que queramos. Para esta pizza necesitamos que quede con volumen, como una torta de pan. Extendemos sobre una bandeja de horno engrasada. Podemos repetir la operación con la otra mitad de masa o congelarla.
Cortamos unos discos de mozzarella que ponemos directamente sobre la masa. Picamos unos dientes de ajo negro que tan de moda se está poniendo. De sabor fino y un poco dulce, pero sin perder el fondo del sabor original tan característico, el ajo negro no es nada más (y nada menos) que el ajo después de un periodo de fermentación. Mantiene todas las propiedades del ajo corriente, pero no repite y tiene un sabor dulce con aroma de regaliz.
Pizza blanca con Ajo Negro de Familia Suárez

Regamos con aceite de trufa y/o aceite de albahaca. Podemos hacer este último triturando unas hojas de albahaca y dejándolas macerar unas horas. Horneamos durante 20 minutos en el horno precalentado a 220º.
Ahora una buena película y a disfrutar de "nuestra noche de pizza".

Pizza blanca con Ajo Negro de Familia Suárez

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados